SE ENTREGO EL AUTOR DEL CRIMEN

 
Se entregó el autor del crimen del preceptor
Tiene 20 años y se presentó en la Jefatura Departamental acompañado por su tío, un policía que cumple funciones en el destacamento de Punta Mogotes.

Un joven de 20 años se presentó esta madrugada ante las autoridades policiales que lo buscaban por el crimen del preceptor Ricardo Héctor Mario Gomez (50) después de que un video lo mostrara ingresando con la víctima al departamento y horas después escapando.

De acuerdo a la información por fuentes cercanas al expediente, el imputado del asesinato fue identificado como Luciano Almaraz (20) y exhibía lesiones cortantes en una mano.

Para los investigadores el caso estaría resuelto en cuanto al autor, pero ahora se aguardará a su declaración ante el fiscal Alejandro Pellegrinelli para determinar cuál fue el móvil.

En la madrugada del viernes Gómez fue asesinado de varias puñaladas en el interior de su departamento del 9 piso de Corrientes al 2200. Las cámaras de seguridad del edificio lo mostraron cuando entraba acompañado de un joven a las 21.28 del miércoles. Poco más de 4 horas después, ese joven también fue registrado por las cámaras cuando escapaba, con el rostro cubierto.

Una vez agotados los intentos en el entorno de Gómez para identificar al joven del video, las imágenes fueron difundidas por los medios locales tras la autorización del fiscal con el objeto de encontrar a alguien que pudiera aportar datos precisos. Así fue como antes de la medianoche personal de la DDI a cargo interinamente de José Luis Segovia y de la comisaría segunda entraron en contacto con un familiar de Almaraz y comenzó el proceso que terminó con su entrega.

Almaraz quedó aprehendido en la Alcaidía Penitenciaria de Batán y hoy por la mañana será trasladado a Tribunales para comparecer ante el fiscal Pellegrinelli. Está acusado de asesinar de al menos 6 puñaladas a Gómez en el marco de una pelea. Según la hipótesis inicial, Gómez invitó a Almaraz a su departamento para mantener un encuentro íntimo y fue en esas circunstancias que se produjo el feroz ataque.