PLAZA ROCHA: «TRASLADO INCIERTO»

 

Los feriantes indican que el lugar elegido (Luro entre Neuquén y Jara) “no cumple con las condiciones físicas ni de seguridad” para que puedan trabajar. Piden al Municipio luz, agua potable y baños químicos, además de la limpieza del espacio.

 

Daniel Piri, feriante de Plaza Rocha, aseguró que, luego de que se prorrogue por 30 días la actividad en ese lugar, “hoy no rigen las condiciones físicas ni de seguridad” en Luro entre Jara y Neuquén, donde finalmente podrán instalarse si es que el Concejo Deliberante lo confirma el 17 de este mes.

Los puesteros exigen al Municipio que, hasta que el cuerpo deliberativo apruebe la ordenanza, dejen “el lugar en condiciones”. Según Piri, son “aproximadamente mil personas feriando y cada día aparece gente nueva queriendo trabajar, debido a la desocupación”.

En este sentido, Piri manifestó que “el lugar no es seguro” ya que a la plaza “concurren de tres a cinco chicos con sus papás a jugar mientras se trabaja”. Asimismo, agregó que realizaron el pedido de “luz, agua potable y baños químicos”. Con respecto a este último petitorio, el Municipio había solicitado que corriera por cuenta de los puesteros. Según Piri, “no es posible porque somos una feria de subsistencia, no de ganancia”.